5 consejos para evitar un golpe de calor

Durante los meses de calor, nuestros amigos animales, en especial si son vulnerables (cachorros, abueletes, animales enfermos y razas con dificultad para respirar -braquicéfalos-) pueden experimentar, como nosotros, cambios en sus costumbres, tales como pérdida de apetito y apatía, y eso es normal. Pero hay que extremar la precaución para evitar los temidos golpes de calor, que pueden tener graves consecuencias. Aquí tienes algunos consejos para tu compañero peludo:

1. Mantenlo fresco e hidratado

Deja agua fresca a su alcance en lugares de sombra durante todo el día, un par de cubos, y cambia el agua al menos dos veces al día, para que esta se mantenga limpia. Puedes utilizar también cubitos de hielo para mantenerla fresca.

Existen helados para perros a modo de snack, que son muy saludables y recomendables, entre otras cosas para prevenir los golpes de calor. También puedes fabricar helados caseros con pienso y agua en moldes para tener congelados.

2. Procúrale zonas frescas para descansar

Tanto si el animal vive dentro de casa como fuera, procúrale zonas de descanso que sean frescas y con sombra. Puedes utilizar ventiladores o aire acondicionado para contener la temperatura ambiental. También es recomendable cambiar de cama durante la época de calor, sustituyendo alfombras o camas de borrego por esterillas o colchones de playa.

3. Mójalo

Un pulverizador con agua, una manguera o una piscina para perros pueden ayudar a mantenerlo mojado durante las horas de calor. Igual que a nosotros, esto ayuda a sobre llevar los momentos más calurosos del día. Moja sobre todo su cabeza y cuello, que es lo que antes ayuda a bajar su temperatura. Mojarle, sobre todo en la cabeza y en el tronco, puede ayudar a bajar la temperatura del perro.

4. Mantén su pelaje cepillado y corto

Incluso a los perros de pelo largo, deslanarlos (quitarles todo el pelo muerto) mediante cepillados frecuentes y recortar zonas como la de la tripa, ayudan a que tengan menos calor. A los perros con pelo de crecimiento continuo, conviene cortarlo, pero dejando 2-3 cm de longitud, porque el pelo también protege al perro del calor y del sol.

5. Ajusta las horas de paseo y de comida

Intenta salir a pasear en las horas de menos calor, como temprano o al atardecer, evitando sobre todo el ejercicio intenso en los momentos de más calor. Lleva siempre agua y un bebedero portátil contigo al paseo, excursión o viaje, ya que el perro se puede fatigar en exceso durante el paseo y puedes utilizarla tanto para mojarlo como para quitarle la sed. La hora de comer también se debe ajustar a las de menos calor, como la primera y la última hora del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.